Aprendizaje basado en Problemas

El Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), en inglés Problem Based Learning (PBL), es uno de los métodos de enseñanza - aprendizaje que más se ha establecido en las instituciones de educación superior en los últimos años.

El proceso llevado a cabo con el aprendizaje convencional se invierte al trabajar en el ABP. En el método tradicional se exponía la información y posteriormente se buscaba su aplicación en la resolución de un problema. En el caso del ABP, el primer paso corresponde a la presentación del problema, a continuación se identifican las necesidades de aprendizaje, se busca la información necesaria y finalmente se regresa al problema.

En el camino que viven los alumnos desde el planteamiento original del problema hasta su solución, trabajan de manera colaborativa en pequeños grupos, posibilitando la práctica y desarrollo de habilidades, la observación y reflexión sobre actitudes y valores que en el método expositivo difícilmente podrían ponerse práctica.

En estas actividades de grupo los alumnos cumplen los roles asignados llevando a cabo diferentes responsabilidades y acciones que serán básicas en su proceso formativo.